Medicina natural amazónica. N° 49 . OCTUBRE / OCTOBRE 2014 . 5º AÑO / 5E ANNÉE

Este momento histórico es importante para poder rescatar el valor de la medicina natural aborigen (una coparticipación del paciente y del shamán), a diferencia con la medicina occidental actual, donde el paciente es pasivo y el médico o terapeuta intentan realizar un “make up” de las enfermedades.

La meca del turismo shamánico

El turista shamánico es un visitante que se entrega en cuerpo y alma a la alucinante experiencia del ayahuasca.

El icarar, o hacer conjuros sagrados, por parte de los shamanes amazónicos, hoy en día constituye el nuevo canto de sirena para el hombre que navega por el incierto océano de la modernidad. El turista de la nueva era llega a nuestra selva en busca del viaje interior del ayahuasca.

Róger Rumrrill, dice que el peregrinaje de los ciudadanos del Primer Mundo a la Amazonía es para muchos de ellos el inicio de una era de búsqueda y exploraciones en la conducta y el alma humana. El Viejo Mundo, que invadió América, hoy retorna al Nuevo Mundo pero esta vez a explorar el continente de su espíritu con la llave mágica del ayahuasca: “Agustín Rivas Vásquez, shamán amazónico para quien el planeta Tierra realmente es una aldea global por sus infinitos viajes, asegura que los gringos llegan ahora a la Amazonía en busca de sus manes, curaciones y conocimientos”. Rivas somete a sus pacientes a un rígido tratamiento, purgas de ojé (antihelmíntico), limpieza de la piel con huito (genipa americana) y tomas de ayahuasca para los viajes interiores, para las exploraciones del conocimiento de la vida y de la muerte.

La medicina tradicional o etnomedicina

La medicina tradicional de las etnias aborígenes o etnomedicina, está conformada por los conocimientos y prácticas relacionados con la salud y la enfermedad, dentro de estructuras socioculturales distintas a las occidentalizadas, cerradas etnolinguisticamente, que conforman un saber ancestral sobre la casualidad de la enfermedad, su clasificación, diagnóstico y tratamiento. La utilización y manejo de las plantas medicinales es un elemento fundamental de la etnomedicina amazónica.

Uña de Gato para el mundo

La Uña de Gato (Uncaria Tomentosa), es una liana o planta trepadora silvestre de hojas ovaladas y ramas con garfios similares a las uñas de un felino, de allí su nombre. Esta alcanza una extensión de 30 a 60 metros de longitud; su tallo es semileñoso, llegando a tener hasta cinco centímetros de diámetro. Sus flores son amarillas.

Propiedades curativas

Como señalaba el doctor Fernando Cabieses, científico peruano, sus propiedades curativas inmunológicas, se deben a su alta concentración de alcaloides de oxindol, pentacíclicos y tetracíclicos, que poseen un impresionante poder anti infeccioso, anticancerígeno, antiinflamatorio y fortalecedor del sistema inmunológico humano, para enfermedades de artritis, reumatismo, diabetes, tumores y neutraliza la acidez estomacal mediante infusiones de su corteza y raíz; además, es reconstituyente celular, inhibe la aparición de tumores malignos y se usa también para disolver cálculos renales.

“Aún en grandes dosis, no presenta efectos colaterales; precisamente la ausencia de irritación de la mucosa gástrica es una de sus ventajas frente a los antiinflamatorios convencionales”. El primer estudio de clasificación botánica data de 1949 por parte de un biólogo alemán apellidado Brel. Veinticinco años más tarde otro investigador germano, Klaus Keplinger, analizó químicamente la planta trepadora, extrajo sus alcaloides y determinó su fitología y composición. Le siguió la posta su compatriota Oscar Shuller, quién realizó una serie de trabajos etno-botánicos y luego elaboró las cápsulas.

 MEDICINA NATURAL Image2

Luis Vivanco Pimentel « GRAN ENCICLOPEDIA DE LA REGIÓN UCAYALI » (Edición 2004)