PROJET PAPYRUS

En Ginebra, a finales de 1990 varios movimientos se unieron solicitando la regularización colectiva o la amnistía para los inmigrantes indocumentados, en 2005, el Consejo de Estado de Ginebra solicitó 5000 permisos a la Confederación para regularizar la situación de los migrantes indocumentados pero ninguna de esas iniciativas tuvo demasiado éxito, al contrario la problemática se fue agudizando. Se estima que el número de inmigrantes indocumentados en Suiza es de 76.000 aproximadamente, (13.000 en Ginebra), en su mayoría familias con niños en edad escolar, totalmente integrados(as), económicamente independientes y sin antecedentes penales, que podrían regularizar su situación administrativa con la puesta en marcha del novedoso Proyecto Papyrus apoyado e impulsado principalmente por el Cantón de Ginebra, por los sindicatos SIT y UNIA, Centre de contact Suisses-Immigrés, Centre Social Protestant, Caritas, Eper, Collectif de soutien aux sans-papiers de Genève y l’Espace Solidaire de Pâquis entre otras, a quienes agradecemos su lucha incansable por el reconocimiento de los derechos de los que son invisibles.
El proyecto Papiro es ambicioso e innovador, refleja la voluntad y la capacidad de la población para dar un impulso decisivo en el área de inmigración y después de varios años de trabajo preparatorio, por fin el cantón de Ginebra pasa a la acción, asumiendo sus responsabilidades en la lucha contra el trabajo no declarado y la explotación de los inmigrantes sin papeles.
Es la primera medida de este tipo en Suiza, que permitirá al Estado proporcionar a nivel individual, una garantía de estabilidad y seguridad de la estancia, una mejor protección contra un posible abuso por parte de los empleadores y las redes de inmigración ilegal y el reconocimiento del éxito de la integración; a nivel colectivo, implementar medidas de apoyo que beneficien a todas las partes interesadas de los sectores económicos y garantizar la seguridad jurídica.
La operación Papiro ha establecido tres elementos fundamentales e inseparables para su consecución como son: un proceso de normalización de la situación de residencia, un dispositivo de control y el saneamiento de sectores económicos particularmente afectados por el trabajo no declarado, el dumping salarial y, finalmente, un dispositivo de inserción e integración social.
Los empleadores que tengan bajo su mando personal indocumentado están invitados a participar en este proceso cumpliendo con sus obligaciones salariales, condiciones de trabajo y seguridad social. Al mismo tiempo, se prevé una amplia campaña que se llevará a cabo en el sector de la economía doméstica sumergida para controlar el cumplimiento de las condiciones establecidas en el contrato, lo peligroso de esta medida es que alguno que otro empleador dejará en la calle a su trabajador por no hacer frente a sus obligaciones fiscales y de seguridad social, situación que deberá ser tomada en cuenta por la administración.
Esta iniciativa pretende también reconocer una serie de puestos de trabajo no cualificados y poco valorados que contribuyen en gran medida en la economía y progreso del cantón de Ginebra, esperamos que sea un ejemplo a seguir y que actúe con un efecto multiplicador para poner en marcha el proyecto Papyrus no solo en Ginebra sino en toda Suiza, porque con ello ganamos todos, por un lado se permitirá que aflore la economía sumergida (trabajos en negro) y por otro se reconocerá un nivel de vida digno a aquellas personas que lo único que quieren es dejar de ser invisibles para el Estado.

Comments are closed.