RECUERDOS SOBRE ELLA

Capture DAFNE

Es increíble que lo último que recuerde antes de que se marchara sea su gusto hacia los finales incompletos.

Es increíble también que hasta esa mañana de diciembre no le hubiese preguntado si le gustaba la lectura, ahogarse en un mundo de palabras, camuflarse entre personajes y olvidarse del mundo que la rodeaba. Es increíble que nunca hubiese visto entre su mirada triste ese brillo de fantasía, y sobretodo romance. Me confesó que ese era su género favorito y que tenía un extraño y masoquista gusto hacia los finales trágicos, pero odiaba en lo más profundo los finales abiertos.
Quería saber.
Necesitaba saber.
Buscaba con frenesí entre las páginas un final concreto, feliz o triste, que sabía de antemano que no encontraría y sufría. Odiaba al autor por haber dejado el libro a medias. Consideraba que no tenía derecho de crear un final para unos personajes que no eran los suyos e insultaba una vez más al escritor o escritora del libro en cuestión sin ni siquiera intentar evitarlo, porque como deber de creador debía poner un punto y final a la historia, no dejarle sin terminar como cualquier cobarde.

Aún lo recuerdo, Lucía,
Vuelve y acaba nuestra historia.
Esta es la última carta que te enviaré, porque no tengo más recuerdos de ti y te niegas a ponernos un punto y final y me veo obligado a hacerlo yo mismo.

Te esperaré a las cinco sobre el puente de tu parque favorito, como el atardecer en el que te vi por primera vez. Si no vienes conoceré tu respuesta.

Posdata: Conozco tu gusto por los finales trágicos y tú conoces mi miedo a las alturas, pero por una sola vez en tu vida ven y vivamos un final feliz, porque me han dicho que el agua de debajo del puente está fría, y no me apetece comprobarlo.

Capture Marly 2