RECIBIENDO AMIGOS EN TU HOGAR

«Amistad»: Relación de afecto, simpatía y confianza que se establece entre personas que no son familia.
Hace varios años deje mi país, atrás quedaron padres, prim@s, ti@s, herman@s, y otros familiares, pero también quedaron atrás amigos y amigas los cuales quise reemplazar en este nuevo hogar.
Empecé a conocer gente y a tratar de hacer amistades, pero cada vez que lo intentaba venían a mi memoria recuerdos de mi país, no podía evitar hacer odiosas comparaciones, conocí gente que me discriminó y no me trataba como a un igual, me juzgaban y condenaban por ser inmigrante, entonces comencé a desconfiar de todo y de todos. Me encontraba según mi apreciación en un territorio hostil, donde todos querían hacerme daño por mi particular perfil, todo aquello me impulsó a buscar gente como yo, inmigrantes con una situación similar y por lo tanto pueden comprender por lo que estas atravesando, porque también la viven, de ese modo entre en la comunidad Latinoamericana que en principio fue como tener un trozo de mi país al alcance de mis manos, me sentía segura, nos ayudábamos y entendíamos, pero dentro de la comunidad también hay encuentros desagradables, envidias, no sabes que hacer, estas cada vez mas estancado y piensas que no eres ni de aquí ni de allá .
Con el pasar de los años me di cuenta que estaba creando una barrera entre la sociedad y yo, era yo la que huía de los autóctonos, era yo que me sentía inferior y era yo la que no me valoraba, me di cuenta que comenzamos a formar un cierto tipo de guetos, donde solo algunos podían entrar y de los cuales era difícil salir, durante largo tiempo no conocí otras personas en consecuencia no pude conocer su cultura y sus costumbres.
Después de mucho tiempo pensando que la comunidad era mi única familia y que solo allí encontraría verdaderos amigos reparé en mi error ya que en todas partes del mundo hay personas buenas con valores que te ofrecen su amistad, después de tanto buscar hoy puedo decir que encontré verdaderos amigos y amigas a quienes tuve el gusto de recibir en mi nuevo hogar y quienes no pidieron nada a cambio. Personas que con una sonrisa llenan de paz y armonía tu hogar, experimenté una sensación especial que pensé que había olvidado, la sensación de que he retomado las riendas de mi vida y que aun estando lejos de casa no estoy sola, estoy en mi hogar con mi familia y ahora con amigos a quienes agradezco no solo por haberme visitado si no por haber hecho que creyera en el ser humano de nuevo, ya que había perdido la fe en la humanidad.
Perder la confianza en uno mismo hace que pierdas la confianza en los demás, los amigos verdaderos están a tu lado en las buenas y en las malas, apoyándote, aconsejándote o simplemente escuchándote.
Esto no quiere decir que ya no desconfíe, quiere decir que estoy aprendiendo a confiar gracias a los amigos.