Cruzando al otro lado

Capture Cruzando

Capture Cruzando 4

Llega el momento en la que una debe decidir qué hacer tras terminar su carrera universitaria, y es ahí cuando se abre un amplio y complejo abanico de posibilidades.
Posiblemente la opción más llamativa es buscar trabajo, una comienza a modificar su currículo y empieza a moverse por su ciudad o dentro de su país, sin embargo hay que decirlo con letras mayúsculas, EN LA ESPAÑA DE HOY EN DÍA ES UNA LABOR QUE SE HA CONVERTIDO EN UNA TAREA BASTANTE DIFÍCIL
Por otro lado, cruzar el océano y emprender una nueva aventura hacia un camino poco conocido, dejando atrás nuestra zona de confort, parece ser más llamativo e interesante, al menos desde la óptica del niño aventurero y soñador que siempre llevamos dentro, pero el hecho de desprenderse de tu familia, amigos y por qué no decirlo tus facilidades, la convierten en un paso más difícil.
Cuando una quiere aprender y descubrir nuevas experiencias elige la segunda opción. Cruzar el charco hacia un país que se encuentra en un torbellino de problemas y con un nivel de vida de desigualdad en relación al de pertenencia, donde desde el mismo instante en que una va aterrizando comienza a observar la estructura de una nación totalmente diferente a la que se percibía cuando despegaba.
Poco después de poner los pies en tierra la curiosidad te invita a mirar alrededor; las casas, los negocios, los carteles reflejan una importante influencia norteamericana, que poco tiene que ver con la realidad que se vive en el día a día y que cuando realmente una se adentra al centro de la capital del país si comienza a sentir ese temor que todo el mundo te avisa cuando vas a salir de tu país.
Una imagina que va a vivir una experiencia diferente pero ese concepto se queda corto ya que se convierte en una aventura extraordinaria cuando uno llega a su campo de trabajo, en mi caso en el área de educación, y comienza a trabajar con vidas que han recorrido un largo camino, en muchos casos espinoso con la corta edad que tienen.
Cada niño tiene su historia personal, incomparable con la que podría contarte acerca de mí misma. Niños abandonados, abusados, desnutridos que han sido acogidos por lo que ellos describen como su hogar, aquel lugar y aquellas personas que les dan una esperanza. Ellos son supervivientes de la jungla en que nos movemos a la que llamamos mundo.
Cruzar al otro lado es… primeramente observar y callar, para poder aprender y actuar conforme lo que ellos desarrollan porque cuando se va como voluntaria a trabajar a un país diferente al suyo lo primero que debe recordar es que ellos estaban en ese lugar antes que tú, por lo que es una la que debe adaptarse a ellos y no que ellos a nosotros. Cuando se aprende y pone en práctica esta lección comienza a disfrutar de su experiencia.
Escribo este artículo después de 5 meses en Honduras, trabajando en el Hogar de niños Renacer, en el área de reforzamiento escolar que incluye capacitaciones al personal de trabajo del hogar y a las maestras de la escuela a la que asisten los niños.
El haberme graduado como maestra de educación primaria con mención en necesidades educativas específicas, cobra hoy un sentido profundo, ya que me da herramientas para aportar a que este periodo sea inolvidable. Cada día es un reto y a la vez un incentivo que me alienta a seguir aprendiendo, y avanzar en mi formación. Particularmente el encontrarse con situaciones para las que no se tiene respuesta, hace de ésta una etapa de aprendizaje continuo, para ello se debe reconocer que una no tiene la respuesta, al menos inmediata, para todo y que cada día tiene su propio afán.
Planificar a largo plazo en un país como Honduras es una tarea compleja puesto que a veces los días son una caja de pandora y no puedes adivinar con que te vas a afrontar. Es entonces cuando hay que improvisar y aprender solucionar aspectos que a escala humana parecen ser imposibles, pero que a la divina sin duda no tienen gran trascendencia.
Si queréis conocer más acerca de esta aventura podéis visitar el blog https://viajehonduras2015.wordpress.com/

11637934_1104303042918707_1449934683_n11419839_1104302542918757_1842862572_n11358788_1104302736252071_385052275_n11639456_1104302659585412_429852506_o