¿LOS INMIGRANTES TIENEN DERECHOS HUMANOS?. N° 46 . JULIO / JUILLET 2014. 5º AÑO / 5E ANNÉE

“Falta de trabajo  en el país de origen, cambio climático y otros hechos  que han creado  un nuevo grupo humano que deambula por fronteras, no siempre hospitalarias, siendo muchas veces victimas  de sufrimientos y tratos  discriminatorios, particularmente para los llamados “sin papeles” , llámense ellos migrantes legales o ilegales, son ante todo, seres humanos  que pagan un tributo demasiado  alto  en su ruta hacia  las regiones del bienestar que a menudo son espejismos pues la realidad puede ser un panorama desvinculado  de toda ética, equidad y justicia social, diferente al de sus esperanzas”.

Este párrafo fue escrito en el primer número de Entre Dos Mundos por Madame Rojal, Madrina del Journal (QEPD+),  hace  casi cuatro años escribía acertadamente lo difícil que resulta para los inmigrantes con o sin papeles residir fuera de sus países, no se equivocaba porque desde aquella fecha la situación de los inmigrantes parece cambiar pero para peor, esto lo vemos plasmado en las constantes informaciones de los medios de comunicación que crean alarma en la población anunciando  una posible invasión de inmigrantes.

Cada día  suceden hechos trágicos como el de la isla de  Lampedusa-Italia que trajo consigo  la muerte de más de 300 inmigrantes    el 3 de octubre de 2013; en  España-Melilla y Ceuta  a las 9 de la mañana del jueves 5 de febrero de 2014 llegan las primeras noticias de la muerte de inmigrantes entre Marruecos y Ceuta, once cuerpos fueron recuperados, nueve en aguas marroquíes, dos en zona española; este escenario aterrador se une a la creación de la Agencia Europea Frontex, cuya misión principal es la intercepción de los migrantes en las fronteras de la UE, caracterizado por la violencia de sus operaciones, Frontex se ha convertido en un símbolo de la « Fortaleza Europa », un continente cerrado en sí mismo insensible a la esperanza de los que arriesgaron sus vidas durante  largos meses de peligrosos viajes para construir su  futuro en el  continente europeo.

Mucha gente piensa que los inmigrantes indocumentados no cuentan con derechos, debido a que viven sin permiso de residencia legal en un país que no es el suyo. Esta afirmación es un mito. Los Derechos Humanos de los inmigrantes indocumentados han sido articulados en varios instrumentos y tratados, tanto en el ámbito regional como internacional. La no discriminación, junto con la igualdad ante la ley, constituyen principios básicos y generales de la protección de los Derechos Humanos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos confirma que los Derechos Humanos se aplican a todas las personas “sin distinción de ningún tipo, tales como raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política u otra, origen social o nacional, propiedad, nacimiento u otro status”.

La inmigración ha sido, es y  será uno de los principales fundamentos del crecimiento económico  y, como tal, debe ser alentado, reconocido y apreciado, la comunidad extranjera aporta muchos beneficios a la sociedad en la cual habita y no  debe ser considerada solo como mano de obra barata y desechable, sino más bien como una  parte importante de la sociedad.

La Unión Europea debería  luchar por una cooperación internacional y una política de inmigración más efectiva y humana, con unas normas comunes para toda la Unión Europea; el Mediterráneo debería ser un espacio de justicia, paz e igualdad y no de muerte como  se está viendo en la actualidad.


Logo_Youtube.svg